Gestionando tareas, gestionando el tiempo

El tiempo es nuestro bien más preciado y a todos se nos escapa debajo de una infinidad de tareas. Bueno a todos no, he oído hablar de unos que si logran organizarse (Eric o Jordi).

Mientras, los menos habilidosos vamos a tener que conformarnos con esta cita insuperable de Alex Rovira (supongo que este Alex) que he encontrado en amalgama:

en el momento en que una tarea aterrice en nuestra mesa, hay que tomar una decisión inaplazable: resolverla, delegar o rechazarla.

Es una de las mejores recomendaciones que puedo encontrar estos días. No retengáis tareas, no acumuléis compromisos, lo peor que podéis transmitir es ser un cuello de botella para la organización. Las organizaciones necesitan ser ágiles y uno no debe ser el lastre.

5 comentarios en “Gestionando tareas, gestionando el tiempo

  1. amalgama ha capturado tu backlink y, por ello, quedo muy agradecido. Leyendo tu entrada me surge otro comentario: las personas solemos, con el tiempo y algo de lectura de blogs y bitácoras (;-), ir evolucionando y perfeccionando nuestra gestión del tiempo y ganando en efectividad. Muchas veces pienso que, cuando llegas a este último estadio, la nueva situación no pasa desapercibida para tus responsables… ¿y cuál suele ser su respuesta? Aumentar la carga de trabajo que desequilibra el ‘status quo’ productivo que ya habías conseguido. Por tanto, vuelta a empezar.

    Tirando del eterno dilema del huevo y la gallina, me pregunto: ¿existe la gestión del tiempo sin que exista una presión para mejorar la productividad? Dicho de otra forma, ¿qué fué primero, la optimización de la gestión del tiempo o la productividad? ¿Dónde está el límite de cada una porque su frontera es bastante difusa?

    Nos leemos.

  2. @amalgama efectivamente, tienes toda la razón. En una empresa siempre que llegues a un nivel de rendimiento tus superiores siempre te piden más de lo que ya das (salvo que ya no tengas y entonces te lo pides tú mismo).

    Se podría vender “bonito” como que es lógico dentro de un plan de mejora continua. Pero también es evidente que todo tiene un límite y que más allá de cierto punto la eficiencia se degrada, la calidad empeora y el servicio ya no es el mismo ¿Cómo saber cual es ese punto? Es complicado y es de lo que en general discutes con tu jefe (el famoso necesito más recursos o más tiempo).

    Otra cuestión es que no sea tan “bonito” y sea simplemente el “ese” tipo de jefe que todos sabemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s