Inyectando

Inyectando moral, inyectando buenas prácticas, inyectando cambios, lo necesitamos todo “en vena”.

Este post se iba a llamar ‘La crisis desde abajo”, pero empiezo a necesitar algo más fuerte para afrontar una  re-contrucción de equipos. Porque ante la crisis de los equipos y de las personas ¿Cómo los recuperamos? ¿Como arreglamos una crisis de calidad y metodologías en un entorno de altísima carga de trabajo? Tengo muchos libros e ideas para mejorar la manera de trabajar y dado que no voy a cambiar de trabajo, si me aguantan, tengo que hacer todo lo necesario para que esta se convierta en la empresa que quiero. Hay que empezar a establecer normas, a exigir a todos que apliquen las mejores prácticas, a que se esfuercen en hacer un trabajo brillante y sentirse orgullosos de ello.

Citando a Fernando Alvarez en Desde La Trinchera:

Decía Peter Drucker que “el espíritu de una organización se crea desde arriba“, lo que significa que al menos, aunque no el único, uno de los pasos que han de darse es ser y comportarse como quieres que los demás sean y se comporten. Si esperas integridad, se el más integro, si esperas responsabilidad, responsabilízate el primero y si deseas compromiso, comprométete el primero con ellos.

Como tener colaboradores como tú quieres.

Y es que efectivamente hay que predicar con el ejemplo, si crees en un proyecto pero necesitas que los de más se apasionen con él, y se “maten” por él, tendrás que demostrar tu pasión primero. Y esto lo estamos viviendo estos días, se está intentando “incorporar” a los colaboradores a un nuevo “ritmo” desde el ejemplo, pero se percibe cierto rechazo, cierto “ahora vas a venir tu a decirme que me apunte…”, muchos “¿Por qué ahora si va a ser diferente?”, “donde está mi queso”, etc.

No se, son cuestiones difíciles. Casi diría que son decisiones personales de cada uno, en realidad siempre fue eso, una decisión personal, la de implicarte en serio en algo. El resto es solo trabajo y con trabajo las cosas importantes no salen….

Me pierdo…

3 comentarios en “Inyectando

  1. Y además no olvidemos que ya se ha demostrado científicamente que las emociones en unos 15 minutos de media se pueden llegar a contagiar, la pasión por algo podría contagiarse y hacer que entre todos tengamos más pasión por un objetivo común… 😉
    Gracias por la mención 😉
    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s