Category Archives: Proyectos

Emprendedor sin saberlo

20140210-001315.jpg

Hace unos meses Marc Vidal hablaba en Emprendedor por cuenta ajena sobre esos colaboradores que se implican de verdad y que marcan diferencias:

Los que hemos fundado startups con nuestro dinero sabemos que hay un camino largo a recorrer cuando hablamos de desarrollos que verán la luz en meses o años vista. Sabemos que necesitamos destino y lugar de aterrizaje y que eso no sucede a la vez que los ingresos entran. Sabemos que el delay está omnipresente y que durante meses uno mismo no hará más que ver como sus ahorros descienden hasta el pánico mientras todo tu equipo cobra puntualmente cada mes. En eso consiste ser emprendedor e inversor a la vez. Lo apuestas todo.

Cuando un “emprendedor por cuenta ajena” lo hace apuesta su tiempo y su conocimiento y espera recompensas también a futuro. Es muy parecido. Mi gente debe ser así, mi equipo debe sentirse emprendedor y debe sentir el frío de cara para en el futuro notar la satisfacción de ver como suyo el proyecto de todos.

Así me siento, y así me siento de defraudado….

No siempre el Camino es lo importante

Es muy común decir que lo importante no es el final sino el camino. Esto aplicado a mil experiencias vitales parece muy cierto, pero en desarrollo de software el camino puede no ser lo que parece.

De un antiguo artículo Proceso vs. Producto recupero ideas que me llevaron a buscar formación en productos y proyectos ágiles, lo cual, para alguien rodeado de presiones burocráticas tienen todo el sentido:

… El otro día un cliente de una de esas empresas nos contaba que para hacer un site tenía que ir aprobando entregables, cumplimentando requerimientos de cambios, y avanzando por un proceso que prima sobre el producto final. Al final obtuvo un site que no responde a lo que quería, pero justificable desde la metodología y proceso de trabajo seguido.

Es decir, el proceso fue el correcto, y el producto no.

Son empresas con jefes de proyecto (no de producto, ja!) dedicados a gestionar la administración del trabajo, de tal forma que nadie en el equipo se siente responsable del producto final.

De hecho uno de los síntomas más claros de que se lleva mucho tiempo en una de estas empresas es la total desvinculación emocional con los productos que generas cuando trabajas ahí.

¿Os suena? A mi si. Está en las antípodas de mi concepción vital pero en el día a día laboral. Siempre me he resistido a los procesos innecesarios, incluso hasta el extremo de ser muy parco hasta en le proceso de comunicar (… en casa …) pero sin llegar al extremo del Manifiest Programming ZBGURESHPXRE.

Pero esa desvinculación la vivo día a día con muchos “profesionales” que te dicen que ya han hecho su parte y no saben nada más del asunto, o que de lo que les estas hablando no es de su parte y por tanto no les interesa una mierda nada de lo que estas diciendo, a pesar de que esté totalmente relacionado y no es hasta que le peta su parte que empiezan a hacer caso.

Siempre he visto el programar o el diseño de cualquier tipo de producto como algo en lo que hay pasión y emoción por parte de los miembros del equipo o mejor que se vayan.

Pero otros sólo miran el proceso, los reportes de tareas y de horas y el seguimiento de las normas. Así nos va.

Hay que ponerle corazón, emociones, esa es la clave

Over the last few years, I’ve become obsessed with paradigm shifts: the change in mindset that’s so dramatic it can be described as a totally new way of thinking. Putting all of my focus into emotionally-charged experiences is a paradigm shift for me. I used to believe that simplicity and a friction-free experience were enough to make a product successful. But it’s more than that.

Grab people by the heart. Make them remember who they are. Show them what they can be. Change their lives and exist forever in the ether.

En Leaving Then Weeping

Leído: Gestión del Desempeño

Gestión del DesempeñoNo sé que decir de esté libro Gestión del Desempeño de Deusto. En general los libros de esta colección me gustan. Son breves pero directos. No tienen relleno innecesario y me parecen una buena base para empezar a profundizar en una materia o cuestión. Y en ese sentido creo que este cumple perfectamente su cometido. Pero aún así no me he quedado a gusto. Y eso que hay muchas lecciones a aprender y así lo demuestran las diversas entras que ya fueron cayendo por aquí a cuenta del desempeño. Pero resulta que me parece tan difícil desarrollar estas actitudes que al terminar el libro tengo cierta sensación de derrota.

Derrota porque con su lectura no he encontrado nada nuevo que me ilumine un camino que después de más de 10 años gestionando equipos me parece cada día igual de complicado (o más con tanta crisis y desánimo).

Sería pues injusto valorar el libro en base a mis limitaciones. Bueno quizá no, al fin y al cabo es mi valoración y debe ajustarse a cómo de provechoso ha sido para mi. En este aspecto quiero hacer justicia al libro e insistir en lo que indiqué al principio que esperaba de un libro de esta serie, y decir que quizá mi experiencia y mi bagaje previo (todas esas horas consumiendo blogs y muchas, muchas, entradas) han hecho que todo el material y herramientas que el libro nos ofrece me resultasen conocidas o al menos no novedosas. Pero si hubiera tenido esta lectura hace 10 años probablemente la habría agradecido y mucho.

La culpa es del jefe

Al hilo del articulo sobre liderazgo, Encuentro un interesante artículo sobre gestión en Expansión La culpa es de mi jefe en el que se incide en un hecho que se tiende a olvidar tan negativo como tener un jefe malo es tenerlo bueno ya que un jefe no siempre puede ser un colega, un jefe no puede siempre comprender los problemas o limitaciones del equipo, su trabajo es que las cosas salgan y que sus subordinados superen sus limitaciones, y para eso a veces hay que ser duro con ellos… Pero si eres de los buenos se te hace difícil.

Los buenos jefes delegan, aconsejan, evalúan, no son permisivos y dicen las cosas claras.

Te atreves

No se yo sí encontraremos proyectos así otra vez pero no esta mal soñar, que anunció más insinuante pusieron los de Buyvip en prensa:

“Se buscan hombres (y mujeres, más de la mitad de nuestra empresa son mujeres) para un viaje peligroso (el que algo quiere algo le cuesta). Sueldo bajo (qué va, competitivo con opción a compartir el éxito de la empresa a través de stock options). Mucho frío (en verano el aire acondicionado no es ninguna broma). No se asegura retorno con vida (todavía no se nos ha muerto nadie. Honor y reconocimiento en caso de éxito (amén). (124)

En El caso Buyvip vía Yoriento

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: